MARCA TV|Twitter|RSS

Tiramillas.netMARCA.com

L.A.

El álbum: 'Heavenly Hell'

ENRIQUE BERNAOLA Miércoles, 25 de noviembre de 2009

En el mundo de la música, la clave del éxito la dictaminan muchos factores que, muchas veces, ni los propios artistas pueden controlar. Lo que sí parece claro es que, en su mayoría, no viene dada fruto de la mera casualidad.

EL DATO

11 Son las canciones de un trabajo discográfico que es realmente un conglomerado de temas que viajan por varios estilos para terminar convirtiéndose en temas redondos

El trabajo, la pasión, la dedicación y la constancia podrían ser algunos de los elementos más sólidos a la hora de configurar una fórmula mágica. Pero para ello se necesitan ilustres 'científicos' del instrumento y un claro ejemplo lo tenemos muy cerca, concretamente, en Mallorca. Su nombre es Lluis Albert Segura, un músico que ha dedicado la mayor parte de su tiempo en componer la banda sonora de su sensacional historia. Batería desde sus inicios en grupos como Glycerine, Los Valendas o The Nash, Lluis Albert era una bomba de relojería creativa.

La semilla de la excelencia
En 2004 decidió probar fortuna en solitario y logró autoeditar su primer trabajo a través de su propio sello, 'Dreamville Records', donde logró editar un disco al año hasta 2007. Pero eso eran sólo los ingredientes de lo que se convertiría en el gran pastel que hoy saborean miles y miles de hambrientos seguidores, 'Heavenly Hell'.

El trabajo ha sido duro y largo, pero los frutos del esfuerzo no podían haber dejado un mejor resultado. Tras tres años de infinidad de arreglos, letras, acordes y vueltas de cabeza, Lluis Albert ha logrado 'parir' una criatura de mucho peso. Con un total de 11 canciones, el disco es un conglomerado de temas que viajan por varios estilos para terminar convirtiéndose en temas redondos.

Batería desde sus inicios en grupos como Glycerine, Los Valendas o The Nash, Lluis Albert era una bomba de relojería creativa

Cantadas en un perfecto inglés (tanto es así que ya han recibido ofertas de otros países al confundirlos con estadounidenses), los temas tienen melodías que atrapan al receptor. Un buen ejemplo es el que lleva por nombre 'Close to You'. Pero si los instrumentos brillan con luz propia, no es menos cierto que la voz de Lluis Albert es el faro que guía todo el disco. Un parecido más que razonable con las cuerdas vocales de Eddie Vedder (Pearl Jam) en temas como 'Elizabeth' demuestran lo acertado de esta teoría.

También destacan canciones como 'Hands', que es el primer single y el tema que acompaña al primer videoclip del grupo, o 'Stop the Clocks', donde es inevitable acordarse de grupos como Coldplay. Pero el viaje del cantante no es de un único sentido. También se atreve a dar vueltas de tuerca con temas como 'Evening Love', donde el sonido media entre el pop de Maroon 5 y el dance de Phoenix.

La alargada mano del gran Brendan O'Brien
El artista mallorquín logra reunir todas esas influencias en una batidora que nos ofrece un sonido auténtico, sin más pretensiones que las de transmitir multitud de sentimientos en sus acordes y letras. Grabado en los Cosmic Blend Studios de Mallorca, el grupo logró posteriormente ponerse en contacto, previo fichaje por Universal Records, con Nick Didia, mano derecha del brillante productor Brendan O’Brien (Pearl Jam, Neil Young o Stone Temple Pilots), para que les mezclara el disco en los prestigiosos Southern Tracks de Atlanta.

El grupo (Lluis Albert Segura, Carlos Pilán, Ángel Cubero, Pep Mulet y Antoni Alorda) se encuentra en estos momentos inmerso en una gran gira que terminará a finales de enero de 2010 y que repasará multitud de ciudades de nuestro país. Sin duda, una gran oportunidad para ver al que, hoy por hoy, se ha convertido en uno de los mejores discos 'made in Spain' de 2009.

Carátula de 'Heavenly Hell', el primer trabajo del mallorquín Lluis Albert como L.A.

Carátula de 'Heavenly Hell', el primer trabajo del mallorquín Lluis Albert como L.A.

Contacta con tiraMillas | Aviso legal |
Un web de MARCA.com
Otros webs del Grupo UNIDAD EDITORIAL