MARCA.com|MARCA TV|Twitter|RSS

Tiramillas.netMARCA.com

Adiós a Alex Chilton y el insospechado pop de Memphis

SANTIAGO SEGUROLA Jueves, 18 de marzo de 2010

Una tienda de discos resume lo que significa Alex Chilton, fallecido el miércoles en Nueva Orleans, a los 59 años. Su figura ha sido más venerada que conocida, más influyente que popular, más admirada que divulgada. Figura de culto, se suele decir de estos maestros. Es decir, nombre maldito, condenado a una marginalidad contra la que se resisten sus adeptos, que jamás decaen en la defensa de su ídolo. La tienda se llama Radio City y está situada frente al cuartel de Conde Duque, en Madrid. Es pequeña y molona, uno de esos lugares que hacen lo posible por alegrar la vida de la gente. Suenan buenos discos y se sienten buenas vibraciones. Es una tienda digna de su nombre, que no es otro que el título de un excelente disco de Big Star, la banda que formó Alex Chilton en Memphis en los primeros años 70. El disco pasó inadvertido para el público, pero fue seminal en la música americana de los años 80. Grupos como REM y The Replacements serían imposibles sin la influencia de Alex Chilton y Big Star, una banda a contrapelo de su tiempo y de su entorno.

Sólo los más fanáticos de Chilton apreciaron las cualidades de una música que impregó a buena parte de las bandas más prestigiosas de América, desde REM hasta Wilco

Antes de que Big Star se convirtiera en el mejor grupo del que nadie haya hablado, Alex Chilton militó en los Box Tops, cuyo nombre está asociado a una canción que define el pop: The letter. Son dos minutos de energía, ritmo, elegancia y convicción. Aquel bombazo estaba interpretado por un chaval de 16 años fascinado por el pop británico, una rareza en el ambiente de Memphis, la ciudad de Elvis Presley y el sello Sun Records, de Otis Redding y la Stax, de Willie Mitchell y Hi Records, la cuna del rock y del deep soul, el epicentro del sabor americano. En ese entorno, Chilton encabezó una corriente destinada a la marginalidad. Su anglofilia le garantizaba un rédito muy escaso en el profundo sur.

The letter fue su gran éxito. Big Star fue su gran obra, una banda sometida a su mercurial carácter y a su obsesión por el pop, al que Chilton encontró nuevas y sutiles derivadas. En Big Star se acompañó de Chris Bell, el baterista Jody Stephens y el bajista Andy Hummell. Su difícil relación con Chris Bell marcó el destino del grupo, cuyos tres discos -1 Record, Radio City y Third/Sister Lovers- apenas emergieron a la superficie. Sólo los más fanáticos de Chilton apreciaron las cualidades de una música que terminaría impregnando a buena parte de las bandas más prestigiosas de América, desde REM hasta Wilco.

Aquellos discos contenían canciones impagables, muchas de las cuales han terminado por convertirse en clásicos de la música indie. September gurls, The Ballad of El Goodo y Thirteen son recurrentes para cualquier adscrito a la música independiente americana, canciones donde el pop se universaliza con influencias inglesas, guitarreos californianos y la magia de Memphis. El fracaso comercial condenó a Chilton a las galeras del rock. Nunca pareció incómodo en esa posición. Su compromiso pasaba por la música, no por el estrellato al que pareció destinado de chaval. El tiempo ayudó a recuperar su figura, reconocida y divulgada por su pequeño ejército de admiradores.

No se acercó ni de lejos a las listas de éxito, pero su huella se adivina en dos o tres generaciones de músicos americanos e ingleses, y también en la emotiva relación que estableció con sus seguidores, para los que Chilton, Big Star y sus canciones son más que una referencia. Son parte de su vida. Basta visitar esa pequeña tienda frente al cuartel de Conde Duque.

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

4 Comentarios
  • #1 fernán
    18.Mar.2010 | 20:13

    Gracias por la recomendación Santi!

  • #2 alex_delpino
    18.Mar.2010 | 20:19

    Una vez más...gran artículo, Grande Chilton y magnífico el Sr.Segurola...muchas gracias pd: Radio City es una tienda especial, Conde Duque una calle maravillosa...

  • #3 swordfishtrombone
    19.Mar.2010 | 11:32

    Gran artículo, escrito con mucha clase. Siempre hay algo nuevo (y bueno) que escuchar. Gracias por la recomendación. Saludos

  • #4 ferruti
    19.Mar.2010 | 20:48

    DEP Alex. Gran artículo Santi. Añadir, que tal era la admiración de The Replacements a Alex Chilton que incluso le dedicaron una canción. La canción September Gurls no me cansaré nunca de escucharla.

4 Comentarios

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios.

Contacta con tiraMillas | Aviso legal |
Un web de MARCA.com
Otros webs del Grupo UNIDAD EDITORIAL