Ellas dan el golpe | Estrenos de cine | Las mejores fotogalerías | Twitter| RSS
Tiramillas.net MARCA.com

El festival cántabro volvió, en sus octava edición, a superar sus expectativas

Y otro verano en Santander

ADRIÁN ANGULO Martes, 9 de agosto de 2016
[foto de la noticia]

El festival cántabro


El festival Santander Music ha clausurado su octava edición con cerca de 25.000 asistentes en los tres días de conciertos. Por la Campa de La Magdalena han pasado un total de 21 bandas, entre grupos y djs, en un festival que sigue creciendo y que este año ha tenido récord de público en su edición más multitudinaria. El impacto económico que deja este evento en la capital cántabra roza los tres millones de euros.

Además de los conciertos celebrados en un paraje incomparable a los pies del Cantábrico, las Vermú Sessions (con actuaciones de Baywaves, Alien Tango, Captains o Perlita en el centro de Santander), la Exposición Días de Vinilo, la colaboración con ArteSantander (con la participación del diseñador internacional Javier Mariscal), y las actividades programadas de surf y paddle surf, han hecho que el festival sea ya una opción más del verano.

El jueves las malas noticias llegaban con la cancelación de la actuación de Bunbury por enfermedad. El músico maño era uno de los grandes reclamos del cartel y una laringitis le impidió estar en Santander. La lluvia o mejor dicho, el calabobo, parecían que iban a gafar el primer día. Yanara Espinoza es el nombre que está detrás del trío Papaya y fueron ellos los encargados de abrir el telón del festival con su fresco pop con influencias latinas de su último albúm ‘No me quiero enamorar’. Y ya todos contentos.

La jienense Zahara, en medio de la presentación de su más exitoso trabajo hasta la fecha, ‘Santa’ tiro de repertorio para meterse al público en el bolsillo. Con Caída Libre, sus fans más incondicionales sacaron las pelucas de color platino. La banda murciana Second tomó el relevo con un concierto lleno de luz y ritmo que culminó con uno de sus mejores temas Rincón Exquisito. Las madrileñas Hinds pusieron el broche final el primer día animando al público con su enérgico show tras sus exitosas giros por Estados Unidos.

La segunda jornada de Santander Music arrancaba con el directo de los navarros Belize, seguido del show de Novedades Carminha. Más tarde se subió al escenario León Benavente para dar uno de los mejores conciertos con un Abraham Boba entregadísimo y sus enérgicos movimientos que llegaban con temas como La Palabra, La Ribera o Ser Brigada.

Pero sin duda, el plato fuerte de esta edición y una de las actuaciones más esperada era la IZAL. Mikel y su banda, en plena gira, no defraudaron a nadie. Sonó ‘Copacabana’ a todo volumen pero tampoco faltaron los clásicos como Pequeña gran revolución, Agujeros de gusano, La mujer de verde o El baile que cerró la actuación con una lluvia de confeti. El final de esta noche mágica fue para The Sunshine Underground. Los de Leeds deleitaron al respetable con un concierto correcto presentando algunas de las canciones de su álbum ‘Nobody's Coming to Save You’.

El sábado apuntaba como una de esas noches que van a dejar buen sabor de boca. Y así fue. Empezó fuerte el último día con un septeto de Burgos que lo deja todo en el escenario. La campa de la Magdalena estaba llena hasta la bandera (y eso que eran las 21.00 horas) para ver a La M.O.D.A. Los ‘modernos’ con sus camisetas ‘abanderadas’ se marcaron un concierto enérgico para ganarse a un público que desde el primer acorde estaba totalmente entregado. De lo mejor del festival este año. Temas como Nómadas, Miles Davis y Los Hijos de Johnny Cash que tantos éxitos han dado a La Maravillosa Orquesta del Alcohol sonaron mejor que nunca.

Love of Lesbian presentaba en Santander Music las canciones de su último disco ‘Poeta Halley’ en un concierto algo soso y aburrido. Los ‘lesbianos’, con Santi Balmes a la cabeza no consiguieron conectar con el público a pesar de tirar de repertorio con temas como Allí donde solíamos gritar o el club de fans de John Boy. Un concierto más de su gira.

El pop bailable de Miami Horror inundó la campa de la Magdalena para dar paso a Fuel Fandango con su fusión entre flamenco, electrónica y algo de jazz, haciendo mover el esqueleto al público de Santander. Alejandro Acosta y Cristina Manjón (Nita), con esa personalidad única de sus directos y un sonido propio, animaron a todos los que no tenían ganas de bailar. Los catalanes Yall, algo descafeinados y sosos, pusieron el broche final a esta edición muy variada musicalmente y en la que triunfaron los Dj’s. Paula Quintana y Hugo Le Loup, fueron los responsables de hilar musicalmente cada jornada durante los cambios de backline entre las actuaciones. Una de las grandes revelaciones y los más divertidos fueron el trío Bitches djs. Originales y al menos distintos a los otros. El viernes ‘lo petaron’ con mezclas de MGMT, M83, Two Door Cinema Club, con El Canto del Loco, los BackStreet Boys o Estopa.

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

En esta noticia ya no se admiten nuevos comentarios

Facebook

Twitter

Contacta con tiraMillas | Términos y Condiciones | Privacidad | Cookies
Un web de MARCA.com
Otros webs del Grupo UNIDAD EDITORIAL