Ellas dan el golpe | Estrenos de cine | Las mejores fotogalerías | Twitter| RSS
Tiramillas.net MARCA.com

Un festival ‘Denominación de Origen’ que bate el récord de asistentes: 60.000 personas

La magia del Sonorama Ribera

ADRIÁN ANGULO Viernes, 19 de agosto de 2016

La cosecha del Sonorama Ribera 2016 ha sido más que excelente. El festival arandino ha superado todas las expectativas y ha dejado el listón muy muy alto para la vigésima edición de 2017. Según cuentan los más viejos del lugar ha sido una de las mejores añadas que se recuerdan. Este evento músico-social, como el vino, mejora con el paso del tiempo. Y mucho. Un festival con identidad propia y lleno de magia y efectos especiales.

[foto de la noticia]

Izal

La expectación ha sido tal que se han batido todos los récords de asistencia. Con todos los alojamientos ‘pillados’ en una radio de 20 kilómetros a la redonda (en el camping no cabía ni una ‘Quechua 2 seconds’ más), la familia del Sonorama sigue creciendo. Alrededor de 60.000 personas han disfrutado de uno de los festivales con más magia y encanto del país.

Aranda de Duero (Burgos) es la capital del vino y el lechazo. El pasado fin de semana también lo fue de la música indie

Aranda de Duero (Burgos) es la capital del vino y el lechazo. El pasado fin de semana también lo fue de la música indie. Encima de los 12 escenarios más de 140 bandas ofrecieron grandes directos durante los cinco días en los que la música ha sonado a todo volumen hasta el amanecer y en el que se han servido los mejores caldos de la Ribera.

Las famosas plazas del Trigo, del Rollo y de La Sal acogieron los conciertos mañaneros. Energía positiva para empezar el día. Como novedad el escenario Charco, ubicado en el parque de la Isla al lado del río, para disfrutar de los mejores sonidos latinoamericanos y bandas emergentes entre chapuzón y chapuzón. Y es que, este año el tiempo ha acompañado y ha brillado más que nunca a ritmo del pentagrama musical. Hasta los 34º grados subía el mercurio. Mucho calor, pero sobre todo ganas de pasarlo bien y bailar.

El casco histórico de la ciudad se llenaba de modernos. Gafas rayban, labios rojos, zapatillas de punta de goma, muchas barbas y pulverizadores para paliar la sofoquina. Con esos ‘vermut toreros’ donde la gente se vuelve loca pidiendo agua a los operarios de Protección Civil; donde se come a base de katxis de croquetas, se grita «¡escenario principal!» o se ven carteles en los que se puede leer «temazo».

[foto de la noticia]

El público, entusiasmado

El corazón del festival es la Plaza del Trigo y alrededores. Allí se viven momentos únicos que se convierten en inolvidables. En el Sonorama nunca se sabe cuándo va a ser el mejor momento. Para bandas como Vetusta Morla, Supersubmarina o IZAL fueron un impulso en sus carreras musicales. Este año los aplausos han señalado a Miss Caffeina, que repasaron sus temas clásicos y algunos de su nuevo disco, mientras que la locura se desataba con canciones como ‘Hielo T’ o ‘Mira cómo vuelo’, entre otras. Mientras Shinova presentaba en Le Club su nuevo disco ‘Volver’, la magia se sentía en este céntrico espacio con unas mañanas llenas de calor, conciertos y sorpresas. Los Niños Imantados salían a escena para enloquecer a la multitud. Al quitarse las pelucas dejaron al descubierto su verdadera identidad. Eran Love of Lesbian. Comenzaron con The Cure versionando ‘Just like heaven’ y ‘Boys don`t cry’ para llevar al público al éxtasis musical al ponerle voz a un clásico de Alaska, el ‘Mil campanas’. Otro de los grandes reclamos es ya la clásica sesión de Tardeo Special Party al son de Chimo Bayo que ponía patas arriba la plaza de La Sal a reventar hasta el café Central. Tampoco dejó indiferente a nadie los temas de Modelo de Respuesta Polar.

Todo esto por el día, como aperitivo de lo que vendría a la noche en el recinto ferial. El festival empezó el miércoles con la tradicional fiesta de disfraces (de bienvenida) y los primeros conciertos en el escenario Carson camping, mientras las bandas realizaban ya las pruebas de sonido. La fiesta de desplazó al centro de la ciudad para bailar con los djs del Café Central.

En la segunda jornada, y lo más esperado del festival era ver sobre el escenario Ribera del Duero a Ramón Arcusa y Manuel de la Calva

En la segunda jornada, y lo más esperado del festival era ver sobre el escenario Ribera del Duero a Ramón Arcusa y Manuel de la Calva. Y es que, el gran guateque vino de la mano del Dúo Dinámico que hizo bailar y disfrutar a los festivaleros más yeyés con temas que son ya todo un himno como ‘Resistiré’. Entre sus grandes éxitos sonaron también el ‘Lalalá’ de Masie, ‘Quince años’, ‘Cómo tú’ y un popurrí de otros temas. La actuación se completó con la colaboración de Gabriel de la Rosa, de Shinova, cantando ‘Quisiera ser’ y de Eva Amaral para entonar ‘El final del verano’. La noche se completó con conciertazos de Quique González, Fuel Fandango, 091, Triángulo de Amor Bizarro o Molotov.

El viernes, una de las grandes apuestas internacionales era la banda sueca The Hives. Y no defraudaron. Reventaron la noche de una forma espectacular. Con una puesta en escena intensa en la que predominaba el blanco y negro no pararon de moverse sobre el escenario y de interactuar con un público (chapurreando en español), que estaba entregado a la causa. La gente hacía los coros de ‘Come on’ o `Tick Tick Boom’. La electricidad que transmite esta banda que combina el garaje con el rock hizo saltar a todos. Sensacionales. Soberbios.

[foto de la noticia]

The Hives

Luego llegaría el turno de los ‘lesbianos’ que si por la mañana en la Plaza del Trigo, lo petaron, en el escenario principal llevaron a cabo un concierto enérgico pero que sería uno más de su gira para presentar su último álbum ‘El cometa Halley’. Otro de los puntos fuertes de la noche fueron las actuaciones de Trajano, León Benavente o Belako. Gracias una vez más Lore, Lander, Josu y Cris por esas ganas de comerse el mundo que tenéis. ¡Aúpa y Eskerrik asko!. El broche final lo puso ElyElla djs para los que aguantaron el tirón.

El último día (el sábado) y a pesar del cansancio de los festivaleros había ganas de ver a Mando Diao con su hit ‘Dance with somebody’. Los suecos, faltos de energía, defraudaron pero dejaron buen sabor de boca (La voz de Björn Dixgard sonaba más apagada que otras veces). Sin embargo, la propuesta de Maga fue genial, como también brillaron Second, Delorean, Corizonas (que andaron sobrados de buen rollo durante un show sobresaliente) y Mucho. IZAL volvió hacer vibrar a los asistentes con un concierto bailongo y muy movidito presentando ‘Copacabana’. Tal es la pasión que el público del festival arandino tiene hacia el grupo de Mikel, Gato y compañía que llegó al éxtasis cuando cerraron su actuación con ‘El Baile’ con una sesión de fuegos artificiales. Parecía que el escenario estaba repleto de ‘Pokémon Go’ por la cantidad de móviles que enfocaban hacia la banda y posteriormente al cielo arandino lleno de perseidas. Cycle hizo mover el esqueleto a altas horas de la madrugada con su música pop electrónico anglo-española a base de temazos como ‘Confusion’.

[foto de la noticia]

Sonorama

El domingo se echaba el cierre al festival con una jornada matinal cargada de emociones tras conocer el accidente de tráfico de Supersubmarina. Homenajes desde la plaza del Trigo a la banda de Baeza (que tocará el año que viene). En esta jornada Elefantes, con su vocalista Shuarma, fueron las últimas sorpresas de esta edición. Antes Taburete (grupo conocido por encontrarse entre sus miembros con el hijo de Bárcenas) deleitó al público que llevaba pancartas de «Luis se fuerte».

El festival arandino está en auge. Prueba de ello es que el viernes se acabaron todas las existencias de vino en la barras del recinto

El festival arandino está en auge. Prueba de ello es que el viernes se acabaron todas las existencias de vino en la barras del recinto. Como dijera Angela Channing ‘no tenéis cojones a beberos todo el vino’. Y así fue. Una de las cosas mejor valoradas por los asistentes este año ha sido el aumento del número de baños y la mejora de la calidad (con luz y espejos) y limpieza. Entre las críticas las largas colas que se producían por la pulsera con chip de pago telemático y la no devolución del dinero sobrante.

«Necesitamos el estadio de El Montecillo para seguir creciendo» señalaba el propio director Javier Ajenjo, de la asociación cultural Art de Troya organizadora del evento en la rueda de prensa posterior al festival. Por eso se plantea la posibilidad de que la próxima edición (la número 20) sea en el campo de fútbol del 10 al 13 de agosto de 2017. De momento, ya se han vendido en menos de una hora los primeros 500 abonos sacados a la venta. ¡Larga vida al Sonorama! ¡Viva la Virgen de las Viñas!

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

Facebook

Twitter

Contacta con tiraMillas | Términos y Condiciones | Privacidad | Cookies
Un web de MARCA.com
Otros webs del Grupo UNIDAD EDITORIAL