macguffin

Por Carlos Sacristán

miércoles, 20 abril 2011, 15:46

El diablo nunca sabrá que ha muerto Sidney Lumet

En la categoría:

El pasado 9 de abril el cineasta Sidney Lumet se despedía sigilosamente a los 87 años. Atrás dejaba una de las carreras más brillantes y prolíficas de la historia del cine. Un realizador de la vieja escuela que prefería que brillase más su obra que su nombre y que por norma cedía el protagonismo a la larga lista de estrellas de sus mejores films. Era su manera de entender la profesión. Un hombre que disfrutó con su oficio y que nunca buscó un más que merecido éxito a pesar de que, por supuesto, el éxito le acabó encontrando a él. Basta ver algunos de sus mejores películas para comprender cómo se puede ser el director más moderno sin salirse de la tradición en el difícil arte de hacer películas.

Su nombre siempre fue uno de los más respetados por sus compañeros de profesión. Tenía un talento especial para contar las historias más complejas alejándose de fáciles fuegos de artificio. Su carrera despegó en los años 50 y, desde el primer momento, su nivel de exigencia rayó a una altura sólo al alcance de los grandes. Se formó en la escuela de la televisión como director para la cadena CBS y tuvo un espectacular debut en la gran pantalla con '12 hombres sin piedad' ('12 Angry Men', 1957), excelente film donde Henry Fonda hizo uno de sus mejores interpretaciones. El reconocimiento le llegó con 'Piel de Serpiente' ('The Fugitive Kind', 1960) donde la mayor estrella de la época, Marlon Brando, hacía, qué sorpresa, de Marlon Brando.

Sidney Lumet siempre tuvo claro que la suya sería una carrera de fondo. No tenía prisa por alcanzar el éxito y no se hundía cuando sus películas no funcionaban como esperaba. Era un autor inteligente que buscaba la perfección y la franqueza en cada fotograma. Siempre fue consciente, aunque nunca lo manifestó, que su trabajo era impecable. Era su don. Un artesano que conocía bien su oficio como dejó bien claro en su libro 'Así se hacen las películas' (1999). Toda una declaración de intenciones.

Recordadas son sus colaboraciones con Al Pacino en 'Serpico' (1973) y 'Tarde de perros' ('Dog Day Afternoon', 1975), dos películas de denuncia social que le granjeraron fama de director comprometido. Antes de despedirse, quiso dejar su sello en 'Antes que el diablo sepa que has muerto' ('Before the Devil Knows You're Dead, 2007), donde daba muestras que su talento permanecia inmaculado y que, a pesar de contar con más de 80 años, su cámara seguía tan vigorosa como de costumbre.

Fue nominado al Oscar en cinco ocasiones (cuatro como director y una como guionista) y sólo lo consiguió de manera honorífica en 2004. Atrás queda un carrera sensacional dedicada en cuerpo y alma a su profesión. Al final, lo mejor de todo es que el diablo nunca sabrá que Sidney Lumet ha dejado de hacer películas.

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

3 comentarios

lafanny

#1 30.abr.2011 | 20:05

Un maestro...

BUENISIMOS VIDEOS, INSÓLITOS, HUMOR, DEPORTES, ESTRENOS DE CINE

http://www.videospremium.net

http://www.videospremium.net

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

pcweb

#2 02.may.2011 | 17:35

Soy nuevo mirando blogs de tiramillas, pero vaya si me ha gustado su estilo, felicidades...De cuando en cuando, de seguro, daré una vuelta por aquí.
http://pcweb.info/

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

andresbv13

#3 06.ago.2011 | 19:44

En su momento fui a ver 'Antes que el diablo sepa que has muerto' y pensé q parecia la peli de un autor joven por lo original y fresca de la puesta en escena. Sidney era un gradisimo maestro todas las pelis que he visto de él me encantan.
http://abv13.blogspot.com/

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

Aviso legal | Contacta con tiramillas | Un web de Marca.com