macguffin

Por Carlos Sacristán

lunes, 25 febrero 2013, 06:29

Los Oscar más repartidos coronan a 'Argo'

En la categoría:

El expediente de los Oscar se cumple. Como cada año. Y ya van 85 veces. Los actores mejor pagados del planeta, que por algo son los más talentosos, no lo duden, dejaron sus huellas en una alfombra roja tan deslumbrante como de costumbre. Una gala musical, quizá demasiado, que resultó un poco complaciente y edulcorada. Spielberg, otra vez, el gran perdedor.

Seth McFarlane, el correcto conductor de la gala, resultó demasiado previsible. Seguramente porque el guión lo requería y él no estaba por otra labor que no fuese la de intentar asegurarse repetir algún año más tras el último fiasco de Billy Cristal. 'Skyfall', ahora que se acaban de cumplir 50 años desde el nacimiento de la saga de James Bond, tuvo sus minutos de gloria gracias a la voz de Adele. Parece que la salud de 007 no corre peligro. Por contra, nuestro Paco Delgado se quedó sin premio aunque el reconocimiento internacional se lo llevó entre el zurrón y su frondosa barba.

Los ganadores de las categorías principales fueron más que justos. Sin duda y sin excepción. Aunque el bueno de Spielberg seguro que no pensará igual y tendrá que conformarse con el mérito de haber llevado al cine una historia que puso en bandeja el galardón a Daniel Day-Lewis, un tipo que prepara sus papeles de manera (casi) enfermiza. Por lo demás, lo esperado. Jennifer Lawrence se convierte en la nueva estrella que todos esperabamos desde 'Winter's Bones'; Hathaway no da opción a sus oponentes y Ang Lee adelanta por la derecha a todos sus competidores. Además, Tarantino, con un traje con el que parecía haber dormido la noche anterior, recogió su premio al mejor guión original gracias a una historia tan brillante como la de Django, que le proporcionó a Waltz su segunda estatuilla.

Pero sin duda, 'Argo', destacada como la mejor película del año, se convirtió en la gran triunfadora de la noche. Lógico, ya que era de lo mejor que se ha estrenado este año con permiso de 'Amor', al menos reconocida como mejor película extranjera, y 'La noche más oscura'. Probablemente sin permiso también. Ben Affleck, injustamente olvidado como director y que ya tiene dos Oscar y ninguno como actor, se tomó cumplida revancha con una película llena de vigor, brillo e inteligencia. Jack Nicholson cedió caballerosamente su turno a Michelle Obama, la gran sorpresa de la noche con lucimiento de flequillo incluido, para que ésta abriera desde la Casa Blanca el sobre a la mejor película. Empieza la cuenta atrás para la siguiente edición.

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

Aviso legal | Contacta con tiramillas | Un web de Marca.com