macguffin

Por Carlos Sacristán

martes, 19 noviembre 2013, 18:05

'Prisioneros', la película del año

En la categoría:

Si un film aterriza con Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal como cabezas de cartel, lo primero que uno piensa es que nos vamos a encontrar ante una cinta de acción al uso destinada a romper la taquilla. 'Prisioneros' es todo lo contrario. Una película casi irrepetible en el Hollywood actual en el que la adictiva angustia que produce este thriller sombrío y desasogante es una sensación única. Las interpretaciones de ambos nos recuerdan que los grandes actores lo son en todas las circunstancias gracias, en gran medida, a la excelente dirección de Denis Villeneuve.

La película, de una factura impecable, empieza y termina de la misma manera, sin concesiones. Te mantiene atrapado con un tema tan repugnante como la acción de secuestrar a un niño. De igual manera que el punto de partida es una escena de caza de un animal inocente e indefenso, esto se convierte en el motor de una cinta que te corta la respiración y te hace dudar del género humano hasta un límite casi insoportable en el que la frontera entre el bien y el mal no está definida. Como casi nunca.

Mención aparte merecen el director Denis Villeneuve, director de la cinta nominada al Óscar en 2010 como Mejor película extranjera 'Incendies' que, quitando una escena final más que discutible para el tono de la película, demuestra un pulso impecable, y el dúo protagonista, Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal, demostrando el plus de calidad que un actor puede darle a una producción. Impecables, probablemente cada uno de ellos esté mejor que el otro. Difícil calificar dos interpretaciones soberbias, contenidas y llenas de matices. Algún cienciólogo debería aprender lo que significa el oficio.

Keller Dover (Jackman) se enfrenta a la peor pesadilla de un padre. Anna, su hija de seis años, ha desaparecido con su amiga Joy y, a medida que pasa el tiempo, el pánico lo va dominando. Desesperado, decide ocuparse personalmente del asunto ante la atenta mirada del inclasificable detective Loki (Jake Gyllenhaal).

Villeneuve nos plantea un dilema exitencial: ¿hasta qué límite está dispuesto a llegar un padre por proteger a sus hijos?  Y la respuesta es la única posible: hasta el final. Así es y así lo cuenta.

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

Aviso legal | Contacta con tiramillas | Un web de Marca.com