Unblogged

Por Enrique Bernaola

jueves, 13 enero 2011, 21:03

La fugaz y prolífica vida de Jay Reatard

En la categoría: Noticias

Hoy 13 de enero de 2011 se cumple el primer aniversario de la muerte de un cantante que tuvo una carrera tan fugaz como intensa. Jay Reatard aparecía muerto en su casa y con él se iba una de las grandes esperanzas del punk-rock de los últimos tiempos. Sin embargo, y como sucede con todos los artistas, su legado sigue vivo y presente entre su pequeña legión de fans.

Sin ser ampliamente conocido en nuestro país, Jay Reatard logró hacerse un hueco importante en la escena musical de Estados Unidos. Nacido en Memphis hace 30 primaveras, el joven Jimmy Lee Lindsey Jr. (su verdadero nombre) tuvo una vida familiar problemática y a los 15 abandonó la escuela para vivir su sueño. Con esa edad quedó prendado del sonido de Nirvana al verlos por la MTV y desde entonces tuvo muy claro que su vida debía estar ligada a la música.

Pronto comenzó a escribir canciones, inspirado en los grupos punk de su ciudad natal como Rocket from the Crypt o The Oblivians. Precisamente uno de los miembros de éstos últimos, Eric Friedl, fue quien le dio la 'alternativa' al ayudarle a grabar su primer EP, Get Real Stupid, que vio la luz en 1998. Bajo el nombre de The Reatards, el cantante se involucró años más tarde en otros proyectos paralelos como Lost Sounds, con quien tuvo una prolífica época donde editó cuatro álbumes entre 2001 y 2004.

Un año más tarde abandonaría la banda, pero sin tiempo que perder se enroló en otras bandas como Bad Times, Final Solutions o Angry Angles, donde alternaba diferentes estilos como el rock, el punk y el garage. Sin embargo, en 2006 decidió ir por otro camino y comenzó a trabajar como solista. Ese mismo año publicó Blood Visions, un trabajo donde se notaban sus claras influencias punk y rock con sonidos que recuerdan desde Iggy Pop hasta The White Stripes.

Hiperactivo casi por naturaleza, Reatard siguió trabajando en nuevo material y en agosto de 2009 lanzaba su segundo disco en solitario bajo el titulo Watch Me Fall. Detrás de estas palabras parecía no esconderse nada, pero meses más tarde muchos pensarían que se trataba de un aviso, de una señal de alarma o una llamada de socorro a la que nadie pareció contestar (la portada daba algunas pistas). El cantante estaba en un serio problema con las drogas y su caída fue en picado.

El 13 de enero de 2010 aparecía de madrugada muerto en su domicilio a la temprana edad de 29 años. La autopsia revelaría más tarde que su muerte se debió a una intoxicación por cocaína y alcohol de la que no pudo salvarse. El mundo de la música perdía de esta forma a un músico que vivió sin frenos y que nos dejó más de una quincena de discos en poco más de diez años de carrera. Que siga descansando en paz...

----------------------------------------------------------------------------------------------

Recuerda que puedes seguir informado de todo lo publicado en UNBLOGGED a través de su página en Facebook.

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

1 comentario

Edward_Louis_Severson_III

#1 15.ene.2011 | 21:23

Eh! Me ha sorprendido gratamente. Me esperaba algo mucho más duro y creí que no me iba a gustar (prejuicios, prejuicios...), pero al darle al play me he quedado bastante prendada.
Sólo siendo alma atormentada te salen cosas como estas.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

El otro lado de la música, un lugar no apto para todos los oídos. Como decía Aldous Huxley, "Después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música".

Aviso legal | Contacta con tiramillas | Un web de Marca.com