Unblogged

Por Enrique Bernaola

jueves, 5 abril 2012, 21:00

El poder hipnótico de Mark Lanegan

En la categoría: En directo

Hace unos días Mark Lanegan estuvo de gira por España para presentar su último y aclamado álbum, Blues Funeral. El sensacional artista de Seattle hizo parada en Madrid para deleitar a su legión de fans y allí estuve para vivir en directo, una vez más, su excelente voz y el poder hipnótico que provoca en todo aquel que osa adentrarse en su tenebrosa oscuridad.

Siempre parco en palabras, al que fuera cantante de Screaming Trees le precedía una banda llamada Creature With The Atom Brain que sorprendió a más de uno. Se trata de una banda belga de la que hablaré en las próximas semanas y que cuentan con el beneplácito de Lanegan, que incluso ha colaborado con ellos en el segundo de su tres discos, Transylvania.

Fue, sin duda, un buen entrante para ir abriendo boca antes del plato fuerte, que fue cuando apareció, entre sombras, Mark Lanegan. Hace un par de años tuve la oportunidad de verle en formato acústico y las ganas de verle acompañado de su banda eran grandes. No defraudó. Su carácter arisco, al que estamos acostumbrados, hizo que nadie se alarmara cada vez que cogía el micrófono para soltar contadísimas palabras. Nuevamente quedó claro que lo suyo no son los discursos sino cantar.

El concierto empezó con The Graveddiger's Song, primer single de su nuevo disco Blues Funeral, y continuó con Sleep With Me. Dos temas que sonaron algo fríos hasta que se decidieron con Hit The City, que fue la encargada de empezar a contagiar al respetable. Entre sus temas más clásicos, canciones como la magistral One Way Street y Resurrection Song sirvieron para echar más madera en una sala Kapital que parecía un caldero.

Entre medias, Lanegan se marcó dos versiones: Crawlspace de Screaming Trees y Creeping Coastline Of Lights de Leaving Trains. El enigmático escenario que logra recrear el cantante con su posición inmóvil sobre el micro y el escaso (por no decir nulo) juego de luces, hicieron que tanto él como su banda entraran en trance en temas más recientes como Quiver SyndromeOde To Sad DiscoTiny Grain Of Truth, donde se vio cómo su combinación de rock y electrónica a base de sintetizadores (algo que ya hizo en su anterior disco, Bubblegum), que por momentos podría recordar incluso a New Order, no desentona para nada entre toda su propuesta.

También hubo momentos más reposados y envolventes como One Hundred Days y, tras abandonar por apenas unos segundos el escenario, volvieron para terminar con Pendulum, Harborview Hospital y una cañera Methamphetamine Blues que siguieron demostrando que estamos antes uno de los mejores artistas de nuestro tiempo. Y no exagero.

----------------------------------------------------------------------------------------------

Recuerda que puedes seguir informado de todo lo publicado en UNBLOGGED a través de su página en Facebook y también por Twitter: @enriquebernaola

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

1 comentario

Juananelda . The_Tenant

#1 24.abr.2012 | 10:19

El nuevo disco de Mark Lanegan "Blues Funeral" es de momento mi disco del año. Acudí a él con reservas, ya que algunas críticas hablaban de elementos de música disco (algún tema bailable) y electrónica. Bien, una vez oído el disco un buen número de veces, he de reconocer que es muy bueno. Ese tema bailable es "Ode to sad disco", canción que representa un punto de inflexión en su carrera, pero que fluye con naturalidad dentro de ti...hasta que te engancha (como ocurre con todo el disco). No nos engañemos de todas formas; éste es el típico disco que no se debería pinchar en un día nublado y lluvioso...a no ser que se disfrute de esos estados de tristeza y desasosiego. Como dice Mark en quizá la mejor estrofa de todo el disco " if tears were liquor i¿d have drunk myself sick". Pues eso.

Denunciar

Valorar:  Positivo Negativo

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

El otro lado de la música, un lugar no apto para todos los oídos. Como decía Aldous Huxley, "después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música".

Aviso legal | Contacta con tiramillas | Un web de Marca.com