Unblogged

Por Enrique Bernaola

lunes, 25 marzo 2013, 20:36

Moonface se van de viaje

En la categoría: Entrevistas & Descubrimientos

Llevamos unos cuantos días oyendo todo tipo de cosas sobre Finlandia tras el empate de la Roja en su partido de clasificación para el Mundial de Brasil. Y es por eso que me vino a la cabeza un grupo que descubrí hace unos meses y cuyo segundo trabajo viene desde el país nórdico, sin ser ellos finlandeses. Se llaman Moonface y su propuesta es tan arriesgada como valiente.

El multiinstrumentalista Spencer Krug es de todo menos nuevo en esto de la música. Miembro de otras bandas como Wolf Parade o Sunset Rubdown, este carismático músico lleva los últimos años afilando su última proyecto, Moonface. Después de debutar en 2011 con Organ Music Not Vibraphone Like I'd Hoped, Krug, canadiense de nacimiento, decidió hace más de un año trasladarse a Finlandia para grabar el segundo disco junto a la banda de Helsinki, Siinai.

Y fruto de esta interesante y enigmática colaboración nació en abril de 2012, With Siinai: Heartbreaking Bravery, un segundo album que ofrece una propuesta cuando menos novedosa en los tiempos que corren. Y es novedosa porque no todos los días encuentra uno una banda que mezcla diferentes géneros como el pop, el rock, el dance, el indie y los sonidos ambientales. Es un disco raro, donde una de las cosas que más llaman la atención es la profunda e intimidatoria voz de Krug.

Para que el lector/oyente se haga una ligera idea de por dónde pueden ir los tiros, se podría decir que Moonface es como la suma de Interpol, The Cure y David Eugene Edwards (líder de Woven Hand y 16 Horsepower). Todo ello completado por una serie de canciones donde los ritmos hipnóticos juegan un papel decisivo, así como los sonidos estridentes.

El disco viaja por todo tipo de ambientes, desde los más oscuros hasta los más esperanzadores. El rock, por ejemplo, lo encontramos en Yesterday's Fire, un tema que podría encajar a la perfección en los 80 y nadie diría nada. En Shitty City nos hacemos una idea clara del carácter más esquizofrénico de la banda y con Quickfire, I Tried nos sumergimos en un hipnótico mar de sensaciones tribales.

El caos recibe su homenaje en I'm Not the Phoenix Yet y 10,000 Scorpions, y la sesión de hipnosis, por si no teníamos suficiente, vuelve de la mano de Faraway Lightning para pasar al estado de trance con Headed for the Door. El pop y el rock hacen su reaparición en Teary Eyes and Bloody Lips (la podrían haber firmado Interpol) y Lay Your Cheek on Down es la perfecta despedida, en un tono melancólico, de un viaje que ha tenido de todo. Y es que así son los viajes que uno recuerda siempre...

---------------------------------------------

Recuerda que puedes seguir informado de todo lo publicado en UNBLOGGED a través de su página en Facebook y también por Twitter: @enriquebernaola

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

El otro lado de la música, un lugar no apto para todos los oídos. Como decía Aldous Huxley, "después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música". Twitter: @enriquebernaola

Aviso legal | Contacta con tiramillas | Un web de Marca.com