Unblogged

Por Enrique Bernaola

martes, 16 abril 2013, 21:20

Imagine Dragons y su visión nocturna

En la categoría: Lanzamientos

Les ha levado un tiempo desembarcar en nuestro país pero, finalmente, ya están entre nosotros y su llegada ha sido con paso firme. Imagine Dragons se han convertido en una de las bandas del momento gracias a un sensacional disco debut como es Night Visions, que los ha puesto en el mapa mundial de la música.

La publicidad ha jugado un papel importante en sus vidas. Sus canciones han sonado en varios anuncios televisivos y han puesto algunas de ellas en películas que les hicieron captar la atención de los cazatalentos. El último paso hacia el estrellato les llegó cuando la MTV les declaró como uno de los grupos a tener en cuenta nombrándoles como grupo de la semana en MTV PUSH hace justo ahora un año.

Con todo este apoyo a las espaldas, Imagine Dragons (el nombre de la banda surge de un anagrama que ningún miembro se decide a desvelar) han sabido agradecer el apoyo recibido con un disco de lo más completo. Night Visions es un trabajo que recoge algunos de los sonidos que más éxito ha tenido en la última década. Hablamos, claro está, de influencias de grupos como Coldplay y The Killers, por mucho que ellos se empeñen en decir que sus referentes son Led Zeppelin y The Beatles (que también).

Aunque formados en Utah, su residencia está en Las Vegas. Y tal vez esto influya en su sonido. Porque hay un poco de todo, como en un casino, y todo ha sido compuesto (o eso dicen) de noche. La primera canción, Radioactive, es una extraña composición que incluye géneros como el hip-hop y la electrónica. Tiptoe es la que viene a continuación y ahí encontramos pinceladas bailables que por momentos nos recuerdan a los ochenta.

Llegamos a It's time, el tema que les hizo famosos y, tal vez, el más vendible de todos. Una canción redonda que contagia el entusiasmo de la banda y las ganas de que este disco no se pierda en el mar de primeros discos. La primera balada llega con Demons, que por momentos recuerda, y mucho, a Chris Martin. On The Top Of The World es una divertida pieza que mantiene el nivel del disco.

Amsterdam y Hear Me (sobre todo esta), significan el momento The Killers del album. Every Night es la otra balada de Night Visions y que nos relaja antes de volver a levantarnos con Bleeding Out. La diversión continúa con Underdog y por fin llegamos a Nothing Left to Say/Rocks, que sirve como perfecta despedida a un disco que puede significar el inicio de una carrera prometedora. Veremos.

---------------------------------------------

Recuerda que puedes seguir informado de todo lo publicado en UNBLOGGED a través de su página en Facebook y también por Twitter: @enriquebernaola

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

El otro lado de la música, un lugar no apto para todos los oídos. Como decía Aldous Huxley, "después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música". Twitter: @enriquebernaola

Aviso legal | Contacta con tiramillas | Un web de Marca.com