Unblogged

Por Enrique Bernaola

martes, 13 octubre 2015, 17:36

Madrid 'descubre' a Dave Matthews

En la categoría: En directo

Antes de nada, sirvan las comillas del titular en señal de respeto a todos aquellos fans españoles que le conocen desde hace años y que ayer se dieron cita en el Barclaycard Center de Madrid, si bien es cierto que llamaba la atención la cantidad de extranjeros que acudieron a la capital de nuestro país para ver a un artista que en contadísimas ocasiones se deja caer por estos lares.

De hecho, antes de empezar a deleitar al personal, el propio Dave Matthews se encargó de mencionar el hecho. "Hace más de 20 años que no veníamos aquí y la verdad es que no sé por qué. Quizás nos perdimos por el camino", díjo el sudafricano. Sabíamos que en España no goza de una legión de seguidores como sí tiene en sus amados Estados Unidos (ayer entendimos el porqué), pero no dejó de ser curioso que para un artista que ha vendido más de 30 millones de discos le cierren todo el graderío del Barclaycard Center y apenas cerca de tres mil personas se desplazaran para ver a este artista acostumbrado a llenar estadios.

Sin embargo, algunos lo agradecimos porque hizo que la velada fuera más cercana y mágica con un set muy completo que se fue hasta las tres horas. Porque eso es lo que nos ofrecieron en el que es, para mi gusto, el mejor concierto del año. Y de largo. El sonido fue inmejorable y la exhibición tanto de Matthews como de todos los componentes de su banda fue espectacular. Y es que se nota, y mucho, cuando sobre el escenario hay músicos de tan enorme talento y con una trayectoria tan larga y respetada.

La siempre cálida voz del cantante conjugaba a la perfección con las clases maestras de su violinista Boyd Tinsley (para el recuerdo su tremendo solo de violín) y de su batería Carter Beauford, que dio una lección de cómo tocar su instrumento de manera aplastante pero sin absurdas florituras. Poco a poco fueron cayendo clásicos de la banda como 41, When the World Ends o las siempre exitosas baladas Satellite y The Space Between.

Medios tiempos que se fundían con trallazos como Don't Drink the Water o la favorita de un servidor, Ants Marching, que introdujeron en plena jam y que conluyeron de manera apoteósica. Tanto fue así que abandonaron el escenario y las expectativas estaban más que cubiertas. Pero la gente quería más y volvieron a salir para terminar con un tornado de batería que provocó el extasis entre los asistentes, incluso aquellos que parece que van a los conciertos a hablar en lugar de a escuchar. En definitiva, un concierto memorable y el mejor directo que ha visto este año el que escribe estas líneas. Ahora sólo falta rezar para que no tengan que pasar otras dos décadas para volver a disfrutar de un espectáculo único. "Esperemos que no pasen otros 20 años para volver", dijo Matthews. Habrá que creerle.

-----------------------------------------------

Recuerda que puedes seguir informado de todo lo publicado en UNBLOGGED a través de su página en Facebook y también por Twitter: @enriquebernaola

¿Te ha parecido interesante la noticia? No

avatar
Queremos saber tu opinión

¿Nuevo en MARCA.com?. ¡Bienvenido!. Consigue aquí tu cuenta gratis para participar.

Recordarme en este ordenador ¿Olvidaste tu contraseña?

El otro lado de la música, un lugar no apto para todos los oídos. Como decía Aldous Huxley, "después del silencio, lo que más se acerca a expresar lo inexpresable es la música". Twitter: @enriquebernaola

Aviso legal | Contacta con tiramillas | Un web de Marca.com